Tarta de queso y fresón

Tiempo60 min
Personas8 personas
Dificultad bajaDificultad baja

Es un postre relativamente bajo en calorías porque el fresón tiene muy pocas y en cambio es muy rico en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Por eso se recomienda su consumo frecuente en la época en la que está presente en el mercado.

Ingredientes

    Base crujiente:
  • 200 gr. de galletas María
  • 100 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de avellanas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 2 de leche
  • Relleno:
  • 250 gr. de queso de crema
  • 2 huevos
  • 150 gr. de nata montada
  • 150 gr. de azúcar
  • Azúcar vainillado
  • Ralladura de ½ limón
  • 15 gr. de gelatina
  • Zumo de limón
  • Cobertura:
  • ½ Kg. de fresón
  • Azúcar glas
  • Menta

Pasos a seguir

Paso 1

Base: Fundir el azúcar en caramelo y añadir la avellana molida. Extender la pasta y cuando se seque, pasar por la trituradora o el rodillo. Triturar las galletas, unirlas con el crujiente de avellana y la mantequilla. Amasar con la leche y fondear un molde desmontable de 26 cm. de diámetro. Dejar enfriar en la nevera.


Paso 2

Relleno: Batir el queso con las yemas, 100 gr. de azúcar, dos cucharadas de azúcar vainillado y la ralladura de limón, añadir con cuidado la nata. Hidratar la gelatina de agua fría ½ hora, escurrirla y disolverla al calor en tres cucharadas de zumo de limón. Colar sobre la mezcla de queso, yemas y nata. Montar las


Paso 3

Llenar el molde fondeado con el crujiente de galleta y avellana y dejarlo en la nevera una o dos horas o hasta que cuaje. Lavar los fresones, suprimir el pedúnculo y cortarlos o dejarlos enteros, al gusto. Sacar la tarta de la nevera, quitar el molde, colocar en el centro los fresones e intercalarlos con hojas de menta. Espolvorear de azúcar glas y servir.