Tallarines con calabacín

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja
Calorías600

Esta pasta tan simple y sencilla de hacer, resulta muy sabrosa y para que esté jugosa debe llevar bastante calabacín, es decir no aumentar la cantidad de pasta para que quede casi un 50% de cada ingrediente.

Ingredientes

  • 300 gr. de tallarines
  • 2 calabacines
  • 1 cebolla
  • 10 cucharadas de aceite
  • 100 gr. de queso parmesano
  • Sal, pimienta y albahaca fresca

Pasos a seguir

Paso 1

Lavar los calabacines, raspar la piel procurando dejar parte de la zona verde y cortarlos en dados pequeños. Pelar y picar muy fina la cebolla. Calentar 8 cucharadas de aceite en una sartén y rehogar la cebolla hasta que esté‚ casi dorada, añadir los calabacines, rehogarlos unos minutos y sazonarlos con sal, pimienta y unas hojas de albahaca picada.


Paso 2

Dejar que se haga al fuego hasta que el calabacín esté tierno y se evapore el agua de vegetación que suelta, pero con cuidado de que no se deshaga. Cocer los tallarines en abundante agua hirviendo con sal y un chorreón de aceite, durante unos 12 minutos. Escurrirlos y regarlos en caliente con el resto del aceite.


Paso 3

Calentar la fuente de servir, porque la pasta siempre se debe servir muy caliente. Colocar la pasta en la fuente y sobre ella los calabacines. Adornar con un ramito de albahaca fresca y espolvorear con más albahaca picada. Espolvorearlos de queso parmesano rallado y acompañar con más queso rallado, en un cuenco, para añadirlo en la mesa.