Sopa de cebolla gratinada

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías450

La misma sopa se puede hacer más líquida, es decir añadiendo los huevos batidos mientras que se mueve al fuego, hasta que se cuajen en hebras y empleando menos cantidad de rebanadas de pan tostado cortadas finísimas, añadidas en el último momento.

Ingredientes

  • 400 gr. de cebolla
  • 4 cucharadas de aceite
  • ½ barra de pan de víspera
  • 1 l. de caldo
  • 200 gr. de queso gruyère o emmenthal rallado
  • 4 huevos
  • Sal
  • Pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

Estofar en el aceite la cebolla en rodajas, 1 hora con la cacerola tapada o (¼ de hora en el m.o. tapado al 100%). Añadir el caldo y unas cucharadas de queso, cocer 20 minutos y rectificar el punto de sal.


Paso 2

Cortar el pan en rebanadas finas, tostarlas en el horno y colocarlas en una fuente de horno. Regar con el caldo, sazonar con unas vueltas de molino de pimienta blanca y espolvorear con la mitad del queso.


Paso 3

Batir los huevos como para tortilla y verterlos en la fuente, espolvorearla con el resto del queso y gratinarla en el horno durante 10 minutos, hasta que se dore. Debe quedar una textura jugosa.