Sopa de cebolla a la manzana

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja

Para servir la sopa, poner en el centro de los platos una o dos tostadas, encima un montoncito del revuelto claras-cebolla-queso con la peineta de queso pinchada y verter el caldo con cebolla y queso muy caliente. Es deliciosa y la manzana le proporciona una suavidad más delicada que la clásica sopa de cebolla.

Ingredientes

  • ¼ Kg. de cebolla
  • 2 manzanas golden
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 gr. de pan de pistola de víspera
  • 1 l. de caldo
  • 100 gr. de queso gruyère o emmenthal rallado
  • 4 claras de huevo
  • Sal y pimienta
  • Peineta de queso:
  • 1 clara
  • 100 gr. de queso gruyère o emmenthal rallado

Pasos a seguir

Paso 1

Estofar la cebolla en lonchas en el aceite, con la cacerola tapada durante 1 hora o ¼ de hora en el m.o., al 100%, y añadir las manzanas peladas y ralladas. Cortar el pan en rebanaditas muy finas y tostarlas en el horno. Calentar el caldo.


Paso 2

Añadir al caldo 4 cucharadas de cebolla-manzana y 2 de queso rallado y cocer 10 minutos, sazona con sal y pimienta blanca. Batir las claras como para tortilla, añadir lo que sobró del queso y hacer un revuelto con el resto de la cebolla y manzana estofada.


Paso 3: Peineta de queso

Batir ligeramente la clara e ir añadiendo queso hasta formar una masa, poner en una placa de silpat, cucharadas separadas de la masa, extenderlas con una cuchara y hacerlas en el horno a 180º C, hasta que se doren.