Solomillo Wellington

Tiempo60 min
Personas87 personas
Dificultad altaDificultad alta

El solomillo Wellington es un clásico que tiene su origen en el filet de boeuf en croûte, al que un chef inglés le cambió el nombre, en honor del primer duque de Wellington, que era muy aficionado a la carne, las setas y el foie gras o el paté.

 

Ingredientes

  • 1 kg. de solomillo o 1 cantero de cadera de 1.350 gr.
  • Sal y pimienta
  • 6 cucharadas de aceite
  • 200 gr. de hongos boletus-edulis
  • 2 cucharadas de mostaza de grano
  • 100 gr. de buen paté o foie micuit
  • ½ kg. de hojaldre
  • 1 huevo
  • ½ cebolla
  • 1 copa de Jerez
  • 1 vaso de vino de caldo


Pasos a seguir

Paso 1

Atar el solomillo o la cadera, sazonarlo con sal y pimienta dorarlo a fuego vivo en 4 cucharadas de aceite y dejarla enfriar fuera de la sartén. Lavar los hongos, cortarlos en tiras y estofarlos en 2 cucharadas de aceite, añadir la mostaza y el paté fuera del fuego, y mezclar bien.


Paso 2

Extender el hojaldre de ½ cm. de espesor, colocar en el centro la carne (sin la cuerda
de atarla) y rebozarla con la farsa de setas, reservando la que sobre. Envolver bien, cerrar los bordes y pintar la superficie con el huevo batido. Pinchar con una aguja para
que salga el vapor de dentro.

 


Paso 3

Cocerlo a horno a 200º C durante 30 minutos. Freír la cebolla en la grasa sobrante de hacer el solomillo, regar con el Jerez y el caldo, consumir, pasar por el chino y acompañar la carne con el resto de farsa caliente y esta salsa. También se puede hacer con solomillos de cerdo.