Sandía rellena

Tiempo60 min
Personas8 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías250

La sandía y el melón son frutas muy ricas en fibra bruta, en vitaminas y en minerales. Las dos frutas son bajas en calorías, porque el noventa por ciento de su composición es agua. La sandía además es muy rica en licopeno que es un potente antioxidante.

Ingredientes

  • 1 sandía mediana
  • 1 melón mediano
  • 8 hojas de menta fresca
  • unas ralladuras de nuez moscada
  • 8 cucharadas de azúcar
  • ½ botella de vino dulce de Málaga

Pasos a seguir

Paso 1

Intentar que la sandía se tenga derecha por uno de los polos y si es preciso, cortar un poco el polo sin profundizar. Hacer una plantilla con el dibujo que se quiera hacer (piquitos, festón, sierra, etc.), marcar la piel verde y recortarla con una puntilla, separar la parte de arriba.


Paso 2

Hacer bolitas con la pulpa de las dos partes, e ir colocando las bolitas en un bol. Abrir el melón a la mitad, separar las pepitas y los filamentos y hacer bolitas con la pulpa, mezclarlas con las de sandía. Intercalar las hojas de menta, regar con azúcar, cubrir con Málaga virgen y añadir la nuez moscada.


Paso 3

Dejar las bolas de melón y de sandía en maceración unas 2 horas y rellenar la sandía con todo el jugo que hayan soltado. Colocar las bolas más redondas en la parte superior y unas hojas de menta fresca. Pinchar si se quiere, la tapa medio abierta sobre la sandía y mantenerla al fresco hasta servirla.