Salmón fresco con calabacín

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja
Calorías500

Truco: La suavidad del calabacín resta potencia y exceso de grasa al salmón.

Ingredientes

  • ¾ kg de salmón fresco en filetes gruesos o en lomos
  • 1 kg de calabacines
  • 1 cebolla roja
  • 4 cucharadas de aceite
  • Eneldo picado
  • 2 cucharadas de sésamo
  • sal y pimienta
  • Nata agria:
  • Zumo de ½ limón
  • 200 ml de nata líquida
  • Sal y pimienta


Pasos a seguir

Paso 1:

Lavar los calabacines y cortarlos en rodajas de medio cm. de grosor, y cortar la cebolla en rodajas finas. Mezclar los calabacines y cebolla, sazonarlos con sal, pimienta y eneldo picado y saltearlos a fuego medio durante 5 minutos (deben quedar al dente).

 


Paso 2:

Consumir el exceso de líquido a fuego vivo, añadir la mitad del sésamo y reservar. Nata agria: Mezclar en un bol la nata con el zumo de limón, salpimentar, mover y dejar enfriar en la nevera tapado para que tome cuerpo. Fondear una fuente refractaria con la mitad del refrito de calabacines y cebolla.


Paso 3:

Poner encima los lomos de salmón con sal, pimienta y un chorro de limón y cubrirlos con el resto de calabacines-cebolla acaballados. Espolvorear la superficie con el resto del sésamo y hacer en el horno a 200ºC 15 minutos. Servir el salmón con calabacín y cebolla, acompañado de nata agria (optativo).