Rollitos de bacalao

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja
Calorías350

Uno de los éxitos de la cocina portuguesa es el bacalao dorado en el que se basa el relleno de estos rollitos, suprimiendo las patatas paja. Se puede hacer con bacalao del que venden desmigado, siempre que se deje en un recipiente con agua corriente, para lo cual se deja correr un chorrito fino del agua del grifo, con objeto de que se cambie continuamente.

Ingredientes

  • ½ Kg. de bacalao salado
  • 2 huevos
  • 1 cebolla grande
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1 pizca de pimienta
  • Láminas de pasta filo y mantequilla para untarlas

Pasos a seguir

Paso 1

Poner el bacalao a remojo durante 24 horas, cambiando el agua cada 8 horas. Suprimir la piel y las espinas, desmenuzarlo y escurrirlo dentro de un paño para que se seque y no tenga nada de agua.


Paso 2

Cortar la cebolla en rodajas finas y estofarla en el aceite sin que llegue a tomar color, muy despacio y tapada (5 minutos en el m.o., consumiendo el jugo a fuego vivo), añadir y rehogar el bacalao 10 minutos.


Paso 3

Batir los huevos y mezclar fuera del fuego con el bacalao-cebolla. Hacer rollitos con la pasta filo, cerrar los bordes y pintarlos con mantequilla. Dorarlos en el horno a 200º C, no más de 10 minutos para que queden jugosos.