Quiche de queso y pera

Tiempo60 min
Personas8 personas
Dificultad bajaDificultad baja

La fortaleza del queso roquefort queda suavizada con el requesón y la pera. El cebollino le da un toque muy sabroso. Para que la pasta quebrada no suba en el horno por el centro, hay que pincharla en varios sitios para que escape el aire.

Ingredientes

    Pasta quebrada:
  • 125 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de harina
  • 1 yema
  • 2 cucharadas de agua fría
  • Una pizca de sal y de azúcar
  • Relleno:
  • 1 tarrina de queso mató o requesón
  • 50 gr. de roquefort
  • 4 huevos
  • 8 cucharadas de nata líquida
  • ½ manojo de cebollino
  • 4 peras de agua
  • 100 gr. de jamón de york en una loncha gruesa.

Pasos a seguir

Paso 1

Pasta quebrada: Mezclar con la punta de los dedos la mantequilla, la harina, la yema, el agua, la sal y el azúcar, formar una bola poco trabajada. Envolverla y dejarla reposar en la nevera durante ½ hora. Enharinar la mesa y extenderla de ½ cm. de grosor.


Paso 2

Forrar un molde engrasado con mantequilla y guardarla en la nevera hasta el momento de utilizarla.
Relleno:                        Aplastar el requesón con el roquefort hasta que se deshagan, agregar los huevos batidos, la nata, el cebollino picado y salpimentar.


Paso 3

Pelar dos peras, cortarlas en dados y añadirlas, así como el jamón también cortado en dados y llenar la tarteleta. Pelar las peras restantes en octavos, colocarlas sobre la superficie de la tarta y cocerla 30 minutos a 200º C, o hasta que se dore y se vea que la pasta está cocida.