Quiche de espinacas y queso camembert

Tiempo60 min
Personas8 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías550

Las espinacas, por su alto contenido en vitaminas y minerales, su riqueza en fibra y su poder saciante, compensan la cantidad de calorías que aportan el queso camembert, la nata, el bacon y el huevo.

Ingredientes

    Masa:
  • 250 gr. de harina
  • 125 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de agua fría y sal
  • Relleno:
  • 1 bolsa de hojas espinacas de 300 gr.
  • 250 gr. de queso camembert
  • 4 huevos
  • 1 vaso de nata
  • 150 gr. de bacon
  • puñado de nueces
  • 4 cucharadas de aceite
  • pimienta y sal
  • nuez moscada

Pasos a seguir

Paso 1

Masa: Unir la mantequilla ablandada, con la harina mezclada con la sal con la punta de los dedos, añadir el huevo y el agua, y amasar hasta formar una bola. Envolverla en papel film y dejarla reposar ½ hora en la nevera. Extenderla y forrar un molde de
28 cm., de diámetro, de fondo móvil, engrasado con mantequilla.


Paso 2

Pinchar el fondo, colocar unos garbanzos y cocerlo 5 minutos en el horno a 200ºC. Relleno: Saltear el bacon, para que se ponga crujiente, rehogar las espinacas crudas hasta que se agachen y añadir las nueces peladas y trocedas. Saltear, salpimentar y sazonar con nuez moscada. Comprobar el punto.


Paso 3

Batir los huevos con la nata, salpimentarlos y mezclar con las espinacas. Llenar el molde recién sacado del horno y cubrir la superficie con el queso en lonchas. Cocerla en el horno a 180ºC hasta que el queso se derrita y se dore la superficie. Puede estar hecha con tiempo, pero servirla recién calentada en el horno.