Perdiz con chocolate

Tiempo90 min
Personas4 personas
Dificultad altaDificultad alta

Las perdices con chocolate es una receta del clásico  estofado de perdiz al que se añade una o media onza de chocolate desleída en algo de agua a la salsa, cuando casi están hechas. Su origen se lo apunta tanto la cocina navarra como la toledana e incluso la andaluza.

Ingredientes

  • 2 perdices
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 3 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • ½ onza de chocolate amargo
  • 1 cucharada de vinagre
  • Sal y pimienta negra
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de vino de caldo de pollo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • Rebanadas de pan.

Pasos a seguir

Paso 1

Limpiar las perdices, chamuscarlas, lavarlas, secarlas y sazonarlas con sal por dentro y por fuera. Bridar o atar las perdices y dorarlas en una cazuela con el aceite caliente. Pelar y cortar en trozos la cebolla, los dientes de ajo y las zanahorias y rehogar junto con las perdices durante unos minutos.


Paso 2

Añadir el vino, el vinagre, el caldo, el laurel y la pimienta, tapar la cazuela y dejar a fuego muy suave hasta que estén tiernas. Como al ser de caza, no todas serán igual de tiernas, hay que sacar la que esté en su punto y dejar el tiempo necesario la otra, añadiendo, si fuera necesario más de caldo.


Paso 3

Triturar la salsa, añadir el chocolate y ligar a fuego muy suave. Comprobar el punto y volver a poner las perdices para queden unos hervores. Tostar o freír las rebanadas de pan. Quitar la cuerda de las perdices y cortarlas a la mitad en sentido longitudinal. Servirlas sobre el pan y regadas con su salsa.