Patatas con cocochas y guisantes

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media

Las cocochas más delicadas son las de merluza fresca, pero están muy caras. Las de bacalao son en salazón y hay que tenerlas en remojo de agua 24 horas. Hay que comprobar que sean de buena calidad, color blanco nacarino, no amarillentas. Son muy gelatinosas y en ellas abundan las proteínas, que además se digieren muy bien. La patata, la cebolla y los guisantes proporcionan minerales y vitaminas, por lo que este plato, seguido de una ensalada puede hacer una comida completa.

Ingredientes

  • 1 Kg. de patatas
  • 300 gr. de cocochas de bacalao
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Perejil
  • 100 gr. de guisantes congelados
  • 8 cucharadas de vino blanco
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

En una cazuela calentar la mitad del aceite y freír los dientes de ajo, enteros y aplastados. Retirarlos para machacarlos en el mortero con el perejil y dejar que el aceite se enfríe ligeramente. Limpiar las cocochas y añadirlas al aceite, moviendo la cazuela en vaivén.


Paso 2

Poco a poco ir aumentado la temperatura y añadir poco  a poco el vino y sin parar de mover. Cuando estén las cocochas, sacarlas y reservarlas con su salsa. Calentar el resto del aceite en otra cazuela, freír la cebolla picada y encima rehogar las patatas, peladas y cortadas en trozos.


Paso 3

Cubrirlas de agua, añadir el machacado del mortero y los guisantes y cocer hasta que las patatas estén tiernas. Momentos antes de terminar la cocción, incorporar las cocochas con su salsa moviendo la cazuela en vaivén. Espolvorear con perejil picado, comprobar el punto de sazón y servir.