Medallones de salmón con salsa de cebollino

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías500

El salmón, tanto el fresco como el ahumado, es muy rico en proteínas y en ácidos grasos omega 3, que ayudan a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos. Además favorece la fluidez de la sangre, por lo que previene la formación de trombos.

Ingredientes

  • 300 gr. de salmón fresco
  • 200 gr. de salmón ahumado
  • 1 cebolleta
  • 1 cucharada de sal
  • 3 de aceite
  • 2 de alcaparras
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 de eneldo
  • 3-4 pepinillos
  • Salsa:
  • 1 manojo de cebollino
  • 1 manojo de perejil
  • azúcar
  • pimienta y sal
  • vinagre y aceite

Pasos a seguir

Paso 1

Lavar el salmón fresco y picarlo sobre la tabla en trozos pequeños. Picar también la parte blanca de la cebolleta, las alcaparras, los pepinillos y el eneldo. Mezclar todo en un bol, salpimentar y añadir el aceite. Cubrir el bol con plástico de cocina y dejarlo macerar 12 horas en la nevera.


Paso 2

Extender las lonchas de salmón ahumado sobre papel de aluminio engrasado con aceite, de modo que queden unidas, como si fueran una sola loncha. Extender la mezcla de salmón fresco macerado, sobre el salmón ahumado, formar un rollo muy apretado, y envolverlo en papel film.


Paso 3

Guardarlo en el congelador unas horas para que se endurezca, cortarlo en rodajas gruesas y ponerlas en la fuente. Pintar la superficie con aceite. Servir las rodajas con parte de la salsa y el resto en salsera aparte. Salsa: Triturar el perejil y el cebollino, con una cucharadita de azúcar, otra de pimienta, 3 cucharadas de vinagre, 9 de aceite y sal.