Lasaña de berenjenas

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media

El jamón le da un toque gracioso, pero no es necesario para el éxito del plato. Lo que debe ser es un buen jamón, aunque no sea de ibérico. En España hay jamones de cerdo blanco excelentes, como los de Granada o de Teruel, y para que salgan mejor de precio se puede emplear lo que se dice “la punta” del jamón, que además de ser más barato es más sabroso por estar cerca del hueso.

Ingredientes

  • 8 hojas de lasaña verde
  • 2 berenjenas
  • ½ cebolla
  • 4 cucharadas de aceite
  • 150 gr. de jamón serrano
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • ½ l. de bechamel
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • Sal

Pasos a seguir

Paso 1

Cocer la lasaña en agua hirviendo con sal y un chorreón de aceite, dejándolas caer una a una para que resbalen por la superficie y se impregnen del aceite. Escurrirlas sobre un paño. Cortar las berenjenas en dados, espolvorearlos de sal, poner un plato encima y dejar que suelten el jugo durante ½ hora.


Paso 2

Calentar el aceite, freír la cebolla picada, saltear encima las berenjenas y añadir el jamón en dados, sazonar y añadir el tomate frito. Colocar en una fuente de horno engrasada dos hojas de lasaña, encima una capa de berenjenas, espolvorear 1 cucharada de queso rallado y continuar hasta terminar con lasaña.


Paso 3

1. Cubrir con la bechamel comprada o hecha con 2 cucharadas de mantequilla, 2 de harina y ½ l. de leche, sal, pimienta y nuez moscada. Espolvorear de queso rallado e introducir en el horno durante 15 minutos o hasta que se gratine. Se puede preparar con tiempo y gratinar al momento de comer.