Huevos escalfados con salsa Mornay

Tiempo30 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja

La salsa mornay no es más una bechamel enriquecida con algo de nata (suprimida hoy para no aumentar calorías), con la yema y con queso rallado. Se puede mantener al baño maría. Los huevos escalfados con esta salsa son siempre apetitosos, se pueden servir sobre una tostada de pan y, si se quiere acompañar de puntas de espárragos verdes o blancos templados al vapor de agua si son de lata. Para dar más importancia al plato, se pueden añadir unas láminas de trufa a la bechamel. Es un plato muy completo con presencia muy equilibrada de todos los principios inmediatos. Rico en proteínas, energía, vitaminas y minerales.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1 chorreón de vinagre
  • 1 Kg. de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • Salsa Mornay:
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • ½ l. de leche
  • 40 gr. de queso parmesano rallado
  • 3 yemas de huevo
  • Sal, pimienta blanca, nuez moscada

Pasos a seguir

Paso 1: Salsa Mornay

En una cazuela, fundir la mantequilla, rehogar la harina moviendo continuamente y añadir la leche hirviendo, sin parar de mover para que no se formen grumos. Comprobar el punto de sazón y añadir unas ralladuras de nuez moscada y el queso. Fuera del fuego, incorporar las yemas de huevo.


Paso 2

Mover al fuego sin que llegue a cocer y mantener la salsa al baño maría para que no se enfríe. Escalfar los huevos uno a uno en agua hirviendo con sal y vinagre, redondearlos con la espumadera y en cuanto se cuajen, escurrirlos sobre papel. Lavar, escurrir y picar las espinacas.


Paso 3

Cocer las espinacas húmedas en el microondas 3 minutos y rehogarlas sobre la cebolla picada y frita, sazonar con sal, pimienta y nuez moscada. Fondear con las espinacas una fuente de horno, poner encima los huevos y cubrirlos con la salsa mornay. Espolvorear con queso rallado y gratinar a fuego fuerte.