Gelatina de tomate con queso asado y anchoas

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja

Este plato es una entrada ligera y apetitosa para servir de primero cuando lo que sigue es un plato contundente. La tapenade se puede comprar hecha, nosotros hemos empleado “crema de aceitunas Oliambel” que ha salido muy buena.

Ingredientes

  • ½ Kg. de tomates rojos pero enteros
  • 7 hojas de gelatina (14 gr.)
  • 100 gr. de queso semicurado en lonchas finas
  • 1 lata de anchoas
  • 4 cucharaditas de tapenade (puede ser comprada)
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

Remojar la gelatina en agua fría. Dar un corte a los tomates en la zona opuesta al tallo, escaldarlos, pelarlos y triturarlos. Pasar la crema por el chino y salpimentar. Disolver la gelatina al calor en unas cucharadas de crema de tomate y mezclar con el resto


Paso 2

Llenar moldes con el tomate y cuajar en la nevera. Poner las lonchas de queso en una plancha cubierta con papel de horno y asarlas 10 minutos a 180ºC, hasta que se doren. Despegarlas con cuidado para que no se rompan. Desalar las anchoas y cortarlas en tiras.


Paso 3

Desmoldar el tomate sobre lonchas de queso, colocarlo en los platos, cruzar la superficie con tiras de anchoas y repartir alrededor la tapenade. Rociar con un chorreón de aceite de oliva virgen y si se quiere acompañar de ensalada y aceitunas negras.