Gambones rebozados con kikos

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja
Calorías550

La gracia de estos gambones está en el crujiente rebozo hecho con kikos y en la salsa que se puede preparar en cantidad y guardar en un bote de cristal cerrado en la nevera o un tupper que cierre bien, porque se mantiene muy bien hasta 3 meses o más y sirve para acompañar fritos de pescado o de carne para servir de aperitivo.

Ingredientes

  • 16 gambones
  • 2 huevos
  • Sal y pimienta
  • Rebozo:
  • 100 gr. de kikos
  • Aceite para freír los gambones
  • Salsa agridulce:
  • 1 vaso de vino de vinagre (1 cubilete de la Thermomix)
  • 100 gr. de azúcar
  • ½ vaso de vino de kétchup (1/2 cubilete)
  • ½ vaso de agua fría (1/2 de cubilete)
  • 1 cucharadita (de las de moka) de Maizena

Pasos a seguir

Paso 1: Salsa agridulce

Mezclar en la Thermomix el vinagre, el azúcar, sal y el kétchup, velocidad 1 durante 15 minutos. Añadir la Maizena disuelta en el agua fría y batir cociendo a 100º 3 minutos más.


Paso 2

Triturar los kikos en la Thermomix hasta que tengan la apariencia de pan rallado y batir los huevos. Pelar los gambones dejando la cola, abrirlos por la mitad y quitar el centro oscuro.


Paso 3

Coger los gambones por la cola, pasarlos por el huevo y rebozarlos después en los kikos. Freírlos en el aceite caliente hasta que se doren, escurrirlos sobre papel de cocina y servirlos con la salsa agridulce.