Espaguetis a la yema de huevo

Tiempo30 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja
Calorías500

Es una receta muy sencilla y muy fácil de hacer en la que el truco está en que quede sabrosa con las pastillas de caldo (o caldo concentrado en polvo del que venden en tarros de cristal), y el suficiente aceite. Se debe respetar la cantidad de espaguetis.

Ingredientes

  • 300 gr. de espaguetis
  • 2 pastillas de caldo de carne
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla (suprimirla si van a comer niños)
  • 8 cucharadas de aceite
  • 2 yemas de huevo

Pasos a seguir

Paso 1

Cocer los espaguetis en abundante agua hirviendo sin sal durante 8 minutos (un cuarto de hora antes de comer) y escurrirlos. Pelar los dientes de ajo y cortarlos en láminas finas, remojar la guindilla en agua caliente para cortarla sin que se cristalice y cortarla en aros.


Paso 2

Calentar el aceite en una sartén grande y freír los dientes de ajo hasta que se doren y unos aros de guindilla según se desee más o menos picantes. Rehogar encima los espaguetis, fuera del fuego, espolvorearlos con las pastillas de caldo desmenuzadas y rehogarlos de nuevo.


Paso 3

Deshacer las yemas de huevo en una taza con 2 cucharadas de agua caliente. Apagar el fuego, pero dejar los espaguetis en la misma sartén para que estén muy calientes. Regarlos al momento de servir con las yemas disueltas y mezclar con cuidado de que no se cuajen. Servirlos recién hechos y muy calientes