Croquetas de calçots y trufa

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja

Las croquetas rellenas de calçots deben hacerse de tal forma que la hortaliza
sea el componente fundamentaly que la fritura se haga a alta temperatura para que la absorción de aceite sea limitada.

Ingredientes

  • 150 gr. de calçots limpios
  • 2 cucharadas de aceite
  • Perejil picado
  • Gotas de aceite de trufa (optativo)
  • Sal y pimienta
  • Bechamel:
  • 4 cucharadas de aceite
  • 3 de harina
  • 2 de queso gruyére rallado
  • ½ l. de leche
  • Sal y pimienta
  • Para rebozar:
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite para freír

Pasos a seguir

Paso 1

Cortar la zona verde y el pie terroso a los calçots, despojarlos de las hojas externas y cortarlos en rodajitas finas. Saltearlos en el aceite caliente, con el perejil, hasta que se consuma el agua de vegetación y sazonarlos con sal, pimienta y, si se quiere, unas gotas de aceite de trufa.


Paso 2

Bechamel: Calentar el aceite en una sartén, rehogar la harina hasta que se forme una bola y añadir la leche hirviendo poco a poco sin parar de mover sobre el fuego. Dejar cocer hasta que al pasar la cuchara por la pared de la sartén quede limpia y sazonar con sal y pimienta.


Paso 3

Añadir el queso y los calçots y cocer moviendo 5 minutos. Extender la masa en una fuente plana y dejarla enfriar. Formar croquetas con dos cucharas pequeñas para formar bolitas (también se pueden hacer grandes para comida), pasarlas por huevo y pan rallado. Freírlas en abundante aceite muy caliente.