Cordero guisado

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías750

El consumo de carne es necesario al menos de cuando en cuando, para asegurar en una dieta equilibrada con la presencia de la vitamina B-12. El arroz blanco complementa
nutricionalmente el plato.

Ingredientes

  • 1 pierna de cordero recental deshuesada con sus huesos
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • 1 cucharadita de vinagre de Jerez
  • sal y tomillo
  • 1 cucharada de aceite
  • 2 tomates
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 pimienta de Cayena
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

Cortar el cordero en dados. Machacar en el mortero los ajos con el jengibre y sal gorda, añadir el vinagre, el tomillo y la cucharada de aceite y mezclar bien. Envolver con este adobo el cordero y dejarlo macerar unas horas.


Paso 2

Freír la cebolla picada, añadir el cordero y sus huesos y rehogarlo. Añadir tomate pelado sin pepitas y en trozos, la cayena
y el pimentón, mojar con
el vino, dejar cocer hasta que se reduzca y añadir
1 vaso de agua.


Paso 3

Dejar cocer 25 min., hasta que la carne esté blanda y la salsa reducida. Comprobar el punto de sazón y añadir, si el tomate fuera algo ácido, una pizca de azúcar. Sacar los huesos y servirlo con arroz blanco y perejil picado.