Cordero asado con las patatas de mi nieta

Tiempo150 min
Personas8 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías650

La carne de cordero lechal es poco grasa y muy digestible, además, un buen proceso de asado contribuye a que una parte de la grasa se derrita y que se pueda eliminar. Es muy rica en proteínas y en minerales, sobre todo en calcio, hierro, magnesio y zinc, y su contenido en vitaminas es considerable.

Ingredientes

  • 1 cordero lechal entero cortado en cuatro cuartos
  • 2 vasos de agua (sale excelente con agua natural de mar, de venta en buenos establecimientos)
  • 1 cucharada de manteca de cerdo y sal
  • Patatas:
  • 4 patatas de igual tamaño
  • aceite
  • sal Maldon

Pasos a seguir

Paso 1

Si no se tiene agua de mar, mezclar el agua con sal en un mortero, pintar el cordero con el agua salada y colocarlo con el interior hacia arriba, en una fuente de barro, sobre rejilla o palitos, para que no toque la fuente. Regar el fondo con unas cucharadas de agua salada e introducir la fuente en el horno a 150ºC 45 minutos.


Paso 2

Pintarlo con el agua y regar cada 15 minutos, rascando lo pegadillo del fondo con el pincel. Darle la vuelta, pintarlo con agua y meterlo en el horno 45 minutos más. Pintarlo con la manteca fundida, subir la temperatura
a 250º C y dorarlo ½ hora. Verter más agua en el fondo y raspar.


Paso 3

Patatas: Lavar las patatas y cortarlas en rodajas de 2-3 cm., de grosor. Ponerlas en una fuente refractaria cubiertas a ras de aceite y meterlas en el horno al tiempo que el cordero, unos 45 minutos. Escurrirlas del aceite, ponerlas sobre papel absorbente y servirlas con el cordero, calientes y salpicarlas de sal Maldon.