Cordero a la menta

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad altaDificultad alta

La menta y el cordero lechal armonizan muy bien. Su contenido en grasa es moderado y en proteínas, muy rico. La guarnición aporta vitaminas y minerales. Si el cordero es de más edad, añadir un vasito de vinagre para suavizar el sabor.

 

Ingredientes

  • 2 piernas de cordero lechal
  • 1 manojo de menta
  • 6 cucharadas de aceite
  • Caldo para cubrir los huesos
  • 1 diente de ajo
  • La punta de 1 hoja de laurel
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 puerros
  • Sal y pimienta
  • Guarnición:
  • 150 gr. de guisantes
  • 150 gr. de zanahorias
  • ¼ kg. de patatas nuevas
  • Aceite para rehogarlas


Pasos a seguir

Paso 1

Deshuesar las piernas. Calentar la mitad del aceite en una cazuela y rehogar los huesos con la cebolla, puerro y zanahoria, todo en trozos grandes. Cuando empiecen a tomar color, sazonar con sal y pimienta, cubrir con el caldo, añadir el laurel, tapar y cocer ½ hora. Sacar los huesos y el laurel y reservar las verduras y caldo.

 


Paso 2

Sazonar las piernas, rellenar el hueco del hueso con la menta, coser las aberturas y atarlas. Dorarlas en el resto del aceite con el diente de ajo, añadir un cucharón del caldo y hornear a 200ºC 30 minutos. Añadir más caldo, si fuera necesario, para que no se queme la grasilla del fondo.

 


Paso 3

Sacar la fuente, triturar las verduras y el caldo reservado y darle un hervor para que recupere el color. Servir el cordero cortado en lonchas con su guarnición y salsa.
Guarnición: Cocer los guisantes,
las zanahorias enteras o en rodajas, según tamaño, y las patatas, rehogarlo todo por separado en aceite.