Copa de cremoso de ciruelas y frutas de verano

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías300

Las ciruelas son antisépticas, laxantes, diuréticas, aportan potasio por lo que se recomiendan en los casos de hipertensión, vitamina A y E y, entre otros nutrientes, antocianos que son un excelente antioxidante, bloqueante del efecto perjudicial de los radicales libres.

Ingredientes

    Cremoso de ciruelas:
  • 1 vaso de puré de ciruelas (en temporada triturar ½ Kg. de ciruelas peladas dulces, rojas, verdes o amarillas)
  • 1 huevo
  • 2 yemas
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 60 gr. de mantequilla
  • Frutas:
  • 100 gr. de fresón
  • 100 gr. de cerezas
  • 100 gr. de albaricoques
  • 1 envase de gelatina de fresa
  • menta fresca

Pasos a seguir

Paso 1

Cremoso de ciruelas: Batir el huevo y las yemas con el azúcar. Templar el puré de ciruelas en un cazo de fondo grueso y añadir el huevo-yemas-azúcar. Mantener al fuego removiendo despacio con espátula hasta obtener una textura cremosa. Fuera del fuego añadir en dados la mantequilla y remover hasta que se funda.


Paso 2

Llenar copas hasta la mitad y guardar en la nevera para que tome cuerpo. Frutas: Preparar la gelatina de fresa según las instrucciones del fabricante y dejarla entibiar hasta que tenga la consistencia de clara de huevo. Lavar el fresón, las cerezas y los albaricoques, secarlos y deshuesarlos.


Paso 3

Cortarlos en gajos y colocarlos alternando los colores en las copas, sobre el cremoso de ciruela que ya estará consistente. Regar con la gelatina semilíquida y guardar de nuevo en la nevera. Decorar con un fresón en abanico, o un gajo de albaricoque y unas hojas de menta fresca y mantener en la nevera.