Contramuslos de pollo con tomate confitado

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media

El pollo es muy proteico y poco graso lo que hace el aporte de calorías sea moderado. Los tomates equilibran el plato en vitaminas y minerales y el adobo aporta sabor. Hay que desglasar la sartén con el adobo para conseguir la salsa.

 

 

Ingredientes

  • 8 contramuslos de pollo (1 kg.) sin hueso ni piel
  • 6 cucharadas de aceite
  • Adobo:
  • ½ taza de zumo de limón
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pastilla de caldo
  • Sal y pimienta
  • Tomates confitados:
  • 1 lata de ½ kg. de tomates pera pelados al natural
  • 4 cucharadas de aceite
  • 4 de azúcar
  • Romero, aguacate y hojas de rúcula


Pasos a seguir

Paso 1

Quitar la grasa a los contramuslos, salpimentarlos y ponerlos a macerar en el adobo unas 2-3 horas, escurrirlos y secarlos.
Adobo: Mezclar en una fuente el zumo de limón con el ajo picado y la pastilla de caldo desmenuzada.

 


Paso 2

Hacerlos en sartén de hierro acanalada engrasada, a fuego relativamente suave para que se hagan por dentro, hasta que se doren por los dos lados y reservarlos. Desglasar la sartén con el adobo y servirlos con su salsa, tomates confitados, aguacate y rúcula.

 


Paso 3

Tomates confitados: Escurrir los tomates del jugo de la lata y exprimirlos uno a uno del exceso de jugo procurando no deshacerlos. Ponerlos al fuego en un cazo con el aceite, el azúcar y el romero hasta que se caramelicen.