Congrio leonés al ajo arriero

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías450

El congrio fresco es un pescado con un elevado contenido en proteínas de alto valor biológico y pobre en grasa. El resultado final de esta preparación es un excelente plato fuerte y además fácilmente digerible.

Ingredientes

  • 4 rodajas de congrio abierto (porque tiene menos espinas que el cerrado, de 800 gr.
  • a 1 Kg.)
  • 1 rebanada de pan
  • 2 dientes de ajo
  • 8 cucharadas de aceite
  • harina para rebozar
  • 4 cucharadas de vinagre
  • 2 yemas de huevo duro
  • sal y pimienta
  • perejil

Pasos a seguir

Paso 1

Lavar el congrio, sazonarlo con sal y pimienta, pasarlo por harina y freírlo ligeramente en una sartén con el aceite caliente. Sacarlo a una cazuela y reservarlo. En el aceite sobrante, freír los dientes de ajo enteros y el pan, sacarlos al mortero y machacarlos con el perejil.


Paso 2

Machacar también en el mortero las dos yemas de huevo cocido y diluir esta pasta con el vinagre. Cuando todo esté bien mezclado, dar unas vueltas en la misma sartén con el aceite que sobró y completar con agua hasta conseguir una salsa. Sazonar y dejar cocer unos minutos sola.


Paso 3

Verter esta salsa sobre el congrio y dar unos hervores, moviendo la cazuela en vaivén para que suelte la gelatina del congrio. No debe cocer demasiado para que resulte jugoso, el fuego debe ser flojo para que sea sólo un borboteo lento. Espolvorear de perejil y servir.