Compota de calabaza con higos secos

Tiempo60 min
Personas3-4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías250

Es una compota de invierno contundente, que se conserva largo tiempo. Como postre, servir en recipientes pequeños, acompañada, por ejemplo, de helado. El contenido de la calabaza en antioxidantes es alto y por eso es eficaz frente a los radicales libres. Y aporta carotenos, que son la provitamina A.

Ingredientes

  • 400 gr. de peras
  • 400 gr. de manzanas
  • 800 gr. de calabaza
  • 800 gr. de azúcar
  • ½ vaina de vainilla
  • 50 gr. de nueces peladas
  • 150 gr. de higos secos
  • 1 limón

Pasos a seguir

Paso 1

Pelar las peras y las manzanas, quitarles los corazones y cortarlas en trozos; pelar la calabaza, quitar las pepitas y filamentos y trocearla también. Macerar la fruta en una cazuela con el azúcar y la vainilla cortada a lo largo y cubrir la cazuela con un paño
24 horas. Remojar los higos en agua el mismo tiempo.


Paso 2

Acercar la cazuela al fuego, añadir los higos escurridos del agua, mover la fruta y dejarla cocer lentamente hasta que espese (unos 45 minutos). Añadir a la compota las nueces un poco troceadas y cocerlas 1 minuto más, moviendo constantemente. Cocer los tarros para esterilizarlo


Paso 3

Colocar en el fondo de cada tarro una rodaja de limón, llenar con la confitura y colocar otra rodaja de limón en la superficie de cada tarro, procurando que quede cubierta con el almíbar. Enfriar para que se forme una película, tapar los tarros y esterilizarlos si se van a guardar o conservarlos en sitio fresco y seco para tomarla en semanas posteriores.