Coca de cebolla y tomates confitados

Tiempo60 min
Personas6-8 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías550

El queso de cabra es bajo en grasas saturadas, se digiere bien, es rico en proteínas, vitaminas y minerales pero es bajo el contenido en potasio por lo que
es el queso de elección de los hipertensos. Se recomienda para alérgicos a la proteína de la leche de vaca.

Ingredientes

    Masa:
  • 2 huevos
  • aceite
  • agua
  • azúcar
  • sal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 350-400 gr. de harina floja
  • Cebolla confitada:
  • 4 cebollas
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 de aceite
  • 2 de mostaza a la antigua
  • Tomates:
  • 1 lata de 1 Kg. de tomates
  • aceite
  • azúcar
  • romero fresco
  • 1 rulo de queso de cabra (250 gr.)

Pasos a seguir

Paso 1

Tomates confitados: Exprimir los tomates del jugo de lata uno a uno, con cuidado de no romperlos. Ponerlos en un cazo y añadir 4 cucharadas de azúcar, 6 de aceite y la ramita de romero fresco. Acercar el cazo al fuego y cocer despacio hasta que se consuma el jugo que suelta el tomate y se caramelicen.


Paso 2

Masa: Mezclar 2 huevos, 8 cucharadas de aceite, 8 de agua, 1 de azúcar y sal. Añadir la harina con la levadura, mover con cuchara y luego con la mano, formar una bola blanda, envolverla en film y reposar ½ hora en nevera. Engrasar y enharinar una bandeja de 35×22 cm. y cubrirla con la masa extendida. Hacer un reborde.


Paso 3

Cebolla confitada: Poner en un cazo la cebolla en aros finos, el azúcar, el aceite y la mostaza, a fuego flojo y cocer destapadas hasta que empiecen a caramelizarse.
Poner sobre la masa la cebolla confitada, el queso y los tomates y cocer en el horno
½ hora a 175ºC. Servir caliente o templada.