Chuletas de cerdo con salsa de mostaza y pepinillos

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías650

Esta salsa tiene su origen en la salsa francesa llamada “charcoutier”, pero arreglada al gusto español. La suelen servir con chuletas de cerdo. Resulta algo fuertecilla por la mostaza y los pepinillos lo que les confiere una gracia especial a las clásicas chuletas de cerdo blanco, a veces algo insípidas por la crianza rápida y estabulada de los cerdos en las cochiqueras.

Ingredientes

  • 4 chuletas de cerdo
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de vino de caldo algo concentrado
  • 1 cucharadita de harina
  • 8 pepinillos
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 8 cucharadas de aceite
  • 1 ramito de cebollino
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

Pelar y picar la cebolla y el ajo y freírlos en la mitad del aceite, espolvorear la harina en la sartén y rehogarla hasta que se dore ligeramente. Añadir poco a poco el vino y la mitad del caldo sin dejar de mover, sobre el fuego.


Paso 2

Reducir la salsa a la mitad, salpimentar con precaución y reservar al calor. Calentar el resto del aceite en una sartén de fondo grueso, dorar las chuletas sazonadas con sal y pimienta por ambos lados y conservarlas al calor.


Paso 3

Desglasar la sartén o parrilla con el resto del caldo y disolver la mostaza en este jugo. Añadirlo a la salsa junto con los pepinillos en rodajas y el cebollino picado. Bañar las chuletas con la salsa y servirlas inmediatamente.