Carrilleras de cerdo

Tiempo60 min
Personas4 personas
Dificultad altaDificultad alta

La carrillera de cerdo blanco es mucho más sustanciosa que la de ibérico, porque es más tierna y jugosa. Es una receta clásica, muy equilibrada por su contenido en calorías, principios inmediatos y oligo-elementos.

 

Ingredientes

  • 12 carrilleras de cerdo (cuestan igual que las de ternera y son más tiernas)
  • 1 cebolla grande
  • 3 zanahorias
  • 3 puerros
  • 1 diente de ajo
  • 1 copa de brandy
  • 1 vaso de vino blanco
  • 8 cucharadas de aceite
  • 1 taza de caldo de carne
  • Sal y pimienta negra
  • 1 hoja de laurel
  • tomillo
  • Guarnición:
  • Puré de patata


Pasos a seguir

Paso 1

Sazonar con sal y pimienta las carrilleras y dorarlas en el aceite caliente en una cazuela plana. Añadir la cebolla, el ajo, los puerros y las zanahorias, todo picado y rehogarlo sobre la carne hasta que tomen color la cebolla y el puerro.

 


Paso 2

Añadir el brandy, dejar que se caliente y prenderle fuego, en cuanto se apague, añadir el vino y cubrir con el caldo. Sazonar con laurel y tomillo, tapar la cazuela y, cuando hierva de nuevo, bajar el fuego al mínimo y dejar cocer.

 


Paso 3

Añadir más caldo si fuera necesario y cuando hayan pasado 3 horas (45 minutos en la olla rápida), sacar las carrilleras y triturar la salsa. Servir las carrilleras calientes y enteras, cubiertas con su salsa y puré de patata.