Caldo gallego ligero

Tiempo60 min
Personas8 personas
Dificultad mediaDificultad media

Aunque se ha prescindido de algunos de los componentes tradicionales como el tocino, sigue siendo un plato muy completo.

Ingredientes

  • 400 gr. de morcillo de vaca
  • 100 gr. de jamón serrano magro
  • 1 hueso de babilla
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de espinazo salado
  • 2 patatas
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 nabo
  • ½ frasco de judías blancas cocidas al natural
  • 3 clavos
  • 2 ½ l. de agua
  • 1 manojo de nabizas o grelos
  • Refrito (para sustituir el chorizo):
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de pimentón

Pasos a seguir

Paso 1

Poner en la olla rápida la carne, el jamón, los huesos lavados, la zanahoria y el nabo, raspados y lavados ambos, la cebolla pelada pinchada con los clavos, el puerro limpio, 1 patata pelada y cortada en lonchas finas y el agua.


Paso 2

Tapar la olla, acercar al fuego y cuando tome presión, bajar la llama y cocer 25 minutos. Limpiar, picar los grelos y cocerlo 2 minutos en agua hirviendo con sal. Añadirlos a la olla junto con la otra patata en trozos y las judías lavadas y escurridas.


Paso 3

Cocer sin cerrar la olla unos 20 minutos, comprobar el punto de sal y rectificarlo. Sacar las carnes y las verduras cortarlos en trozos y añadirlos al caldo, junto con el refrito. Servir muy caliente. Refrito: Freír el ajo picado en el aceite y añadir el pimentón.