Caldo de ave

Tiempo90 min
Personas4 personas
Dificultad bajaDificultad baja

Si se quiere conseguir un consomé es preciso clarificar este caldo, pero si se deja enfriar en la nevera y se quita la poca grasa que pueda tener en la superficie, es un caldo delicioso que, perfumado con un chorreón de oloroso por cada taza, no tiene porque envidiar al consomé. El bonito color se lo da la cebolla tostada.

 

Ingredientes

  • 1 pechuga de pollo
  • 50 gr. de jamón serrano
  • 2 caparazones de pollo
  • 1 hueso de jamón
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • ½ cebolla
  • 3 clavos
  • 1 ½ l. de agua
  • Perejil, sal y dados de pan

Pasos a seguir

Paso 1

Tostar en una sartén la cebolla en rodajas para que se dore y de color al caldo. Raspar la zanahoria y pincharle los clavos, quitar las zonas verdes más duras al puerro y cortarlo en trozos.


Paso 2

Lavar los caparazones y el hueso, ponerlos en una olla cubiertos de agua con el perejil, las hortalizas y sazonar. Al romper el hervor, espumar y cocer 1 hora. Añadir el pollo y el jamón y cocer ¼ de hora más.


Paso 3

Sacar la pechuga de pollo y el jamón y picarlos, colar el caldo y comprobar el punto de sal. Tostar los dados de pan. Servir el caldo en taza con el picadillo de pollo y de jamón y los dados de pan tostado.