Alcachofas rellenas con salsa de erizos

Tiempo45 min
Personas4 personas
Dificultad mediaDificultad media
Calorías250

La alcachofa es muy rica en fibra, baja en calorías, con una alta proporción de vitaminas, y con los minerales esenciales para la alimentación. Además tiene efectos depurativos por su actuación en el hígado. Son diuréticas y laxantes.

Ingredientes

  • 12-16 alcachofas según tamaño
  • Relleno y salsa:
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 de harina
  • ½ l. de leche
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 1 lata de huevas de erizos de mar o 1 kg. de erizos frescos
  • sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1

Cortar el tallo y puntas de las alcachofas, suprimir todas las hojas duras y dejar sólo los corazones (se pueden emplear corazones de alcachofas congelados). Cocerlas en agua hirviendo con sal con un plato sobre ellas para que no floten, unos 10-15 minutos y escurrirlas boca abajo para que suelten toda el agua.


Paso 2

Relleno: Fundir la mantequilla en un cazo, rehogar la harina y verter la leche hirviendo, sin parar de mover sobre el fuego hasta que espese. Agregar las huevas de erizos, salpimentar y mezclar. (En caso de que sean erizos frescos, abrirlos y sacar con una cucharilla las huevas y el jugo).


Paso 3

Ahuecar un poco el centro de las alcachofas cocidas, rellenarlas y gratinarlas durante unos minutos en el horno, hasta que se doren. Aligerar el relleno que haya sobrado con el caldo de pescado y calentarlo. Servir las alcachofas rellenas y su salsa, todo muy caliente.