Además, han entrado en nuestros mercados otras variedades de arroz que hace años no se empleaban en España.

El arroz tailandés:
Destaca por su delicado aroma a jazmín y es excelente para preparar los arroces orientales, generalmente en blanco con adición de otros ingredientes.

El basmati:
También con sabor característico, es el único que precisa un lavado previo a la cocción, que servirá para que pierda el tono lechoso inicial. Como el anterior, esta variedad es perfecta, para comer simplemente hervida, como guarnición de platos con salsas poderosas o bien acompañada de frutos secos y ligeramente rehogado.

El venere:
Es un arroz integral de profundo color negro y brillante. Es originario de China y su consumo estaba restringido a la familia Imperial, porque lo consideraban una fuente de juventud. Es rico en fibra, antioxidantes, vitamina E, sales minerales, fósforo y hierro, además de ser un potente antiinflamatorio.

Recipiente adecuado:
Rossejadora o cazuela plana de barro: Se utiliza para recetas de arroz al horno.
Para 4 personas debe tener 30 cm. de diámetro.

Caldero: Es una olla de hierro que se usa en Murcia y, como en la paella, toma el nombre esta preparación. Puede usarse una cazuela de hierro.

El wok: Es una sartén cónica, que precisa poco aceite y un foco de calor pequeño. Las verduras se saltean moviendo el wok y el arroz se rehoga cocido previamente.

Formas de hacerlos:

Arroz a la alicantina: Lleva ñoras, que son unos pimientos redondeados y secos, que se fríen con el ajo. No reciben el nombre del recipiente, aunque se hagan en paella, sino que se denominan arroces.


Caldero murciano: Lleva ñoras, ajos fritos, patata cocida y en rodajas, y también pimentón. Siempre es de pescados, pero se sirven aparte. Se acompaña de alioli y los pescados de una salsa hecha con ñoras, ajo, pimentón, perejil, limón y algo de caldo de pescado.


Arroz abanda: Lo importante es tener un caldo muy sustancioso (morralla, espinas y cabezas), en el que se cuece el arroz, después de haberlo rehogarlo en el refrito. A la carne de los pescados se les da un hervor en el último momento para que no se pasen. Se sirve con alioli.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, indique su nombre aquí